Pesticidas Naturales 100% orgánicos que debes conocer


Si estas comenzando con la jardinería y tienes algunas cuantas plantas o flores, tal vez habrás notado que en ocasiones tus plantas tienen algunas hojas mordidas, manchas o incluso también en los peores, la muerte de de alguna de ellas. Esto significa que una o varias plagas se está alimentando de ellas, si aún no sabes cual es exactitud te recomendamos leer nuestra guía rápida donde aparecen Plagas más comunes en plantas y flores y te ayude a identificar correctamente cual es. Cualquiera sea el caso esté artículo te interesará mucho, ya que hablaremos sobre DOS TIPOS DE PESTICIDAS NATURALES 100% ORGANICOS Y BIODEGRADABLES. 

1. JABON POTASICO:

El jabón potásico (también conocido como potasa) es un potente pesticida natural que se usa para mantener a raya la proliferación de plagas como pulgones o negrilla, plaga común en todas las épocas del año. Nos gusta mucho porque:

  • Es natural y está compuesto por agua, grasas o lípidos e hidróxido de potasio.
  • No es tóxico, por lo que es apto para cultivos de agricultura ecológica.
  • No penetra en la hoja de las plantas.
  • Es biodegradable, por lo que es amigable con el medio ambiente.

Es una solución efectiva para acabar con estos fastidiosos insectos, que aparece con tanta frecuencia en las plantas. En algunos casos, su propagación es tan rápida que ¡pueden llegar a cubrir por completo una planta! y no solo eso, estos bichitos dejan a su paso, un aceite que cubren las hojas y el tallo por lo que esto atrae a otros insectos como por ejemplo a las hormigas y también propicia su deshidratación.

¡Pero te tengo buena noticia! El jabón potásico acaba con la protección cerosa que suelen dejar estos insectos, Además, aporta potasio a las plantas para fortalecerlas. ¿Te ha convencido? pues entonces lo puedes encontrar en la mayoría de jardinerías o viveros, una solución para diluir o también ya listo para añadirlo directamente sobre la planta

2. ACEITE DE NEEM:

Este es nuestro segundo pesticida y no menos importante del cual hablaremos a continuación. El aceite de Neem se obtiene a partir de las hojas y semillas del árbol Azadirachta Indica, también llamado Lila India porque proviene de ese país. Al igual que el jabón potásico, es un excelente aliado en nuestro huerto ecológico para prevenir y tratar plagas, para mantener las plantas saludables y evitar enfermedades sin dañar en modo alguno al Medio Ambiente, a las plantas, a los insectos beneficiosos ni a nuestra propia salud.

Estas son algunas de las muchas ventajas del aceite de Neem en el huerto:

  • Insecticida Natural: Contiene una gran cantidad de principios activos biológicos (más de 150), entre ellos la azadiracta, con un extraordinario potencial para actuar como insecticida natural sin necesidad de usar agentes químicos sintéticos tóxicos, que actúa como insecticida sistémico inhibiendo la alimentación de los insectos y rompiendo su ciclo vital.
  • Respeta los insectos beneficiosos: No afecta a los insectos beneficiosos como las abejas o las mariquitas, ya que estas no se comen la planta y el aceite de Neem actúa por ingestión.
  • Seguro y beneficioso para humanos y animales: Es seguro para humanos y animales. Es más, es un excelente remedio casero para pieles problemáticas en caso de dermatítis, psoriasis, acné, etc. De hecho, “Neem” en sánscrito (antigua lengua hindú de los vedas) significa “el que lo cura todo”, siendo el aceite de Neem una de las sustancias más utilizadas por la medicina ayurvédica.
  • Fungicida fortalecedor de la planta: Así como actúa beneficiosamente en nuestro organismo, también protege a la planta y la fortalece frente al ataque de bacterias. Además, proporciona nitrógeno y nutrientes para la planta.
  • Totalmente biodegradable: Al contrario que los insecticidas químicos que terminan en nuestros ríos, cosechas, bosques, en el aire y en todas partes, el aceite de Neem es totalmente biodegradable y compatible con el Medio Ambiente, pues no deja resto alguno ni favorece el desarrollo de especies resistentes.
  • Uso como fungicida El aceite de neem también se puede usar para proteger a la planta frente a enfermedades causadas por hongos y bacterias.
  • El aceite de neem combate numerosas plagas de insectos, entre los cuales: Ácaros - Pulgón - Gusanos -Gorgojos - Cochinilla - Mosca blanca - Orugas - Minadores.

¿COMO USAR EL ACEITE DE NEEM?

Como decíamos antes, el aceite de neem resulta más eficaz cuando se aplica a través del riego que cuando se usa para fumigar las hojas externamente, ya que cuando es la planta quien lo distribuye por sus tejidos de manera interna, dura un mes, y cuando lo aplicamos nosotros por fuera dura tan solo 5 días. La dosis es de 3ml por cada litro de agua.

  • Prevención: Para prevención, añade 3ml de aceite de neem por cada litro de agua en el riego cada dos semanas.
  • Tratamiento de plagas y enfermedades: Cuando la plaga o enfermedad ya existe, aumenta la frecuencia añadiendo la misma cantidad al agua del riego cada 5 días.
  • Requiere una semana puesto que actúa al ser ingerido (no por contacto) el efecto no es inmediato, sino que requiere el tiempo necesario para que el insecto lo coma y enferme (algo que suele tardar entre 5 y 7 días).

Para finalizar queremos recordarte que estamos atentos a tus mensajes en nuestras redes sociales y atender cualquier solicitud, consulta o idea que les surja. Nos encanta escribir temas de tu interés ¡escríbenos!